Skip links

Cómo ser una empresa saludable y no morir en el intento

Cada día está calando más la idea de convertirse en una empresa saludable. Está pasando en empresas más evolucionadas y avanzadas, donde el empleado es algo más que un mero recurso como una mesa o una herramienta. Para las organizaciones ancladas en un concepto de empresa que viene de décadas atrás y que está entrando en la obsolescencia, la consideración de un programa de salud para los trabajadores es un gasto sin beneficio alguno.

Llegados al punto de que se ha tomado la decisión de desarrollar un programa saludable, nos encontramos delante de un folio en blanco;  nos vienen a la cabeza muchas ideas y ninguna; el brainstorming nos deja la pared lleva de post-it de todos los colores, proponiendo las ocurrencias más inverosímiles.

Pero tenemos que definir un plan que sea factible, concreto, que tenga sentido, que esté argumentado y al que podamos dar presunción de éxito.

¿Y por dónde empezamos? Las opciones son casi infinitas: pagar un gimnasio a los empleados, aconsejar sobre cómo sentarse bien, poner fruta en la oficina, enviar artículos sobre salud en nuestras comunicaciones internas, …

Y, lo que es más importante, ¿qué quiere conseguir la empresa con todo esto? Sin un objetivo, es mejor no comenzar nada porque no nos llevará a ningún sitio.

Me voy a permitir dar algunas ideas, consejos, esbozos, planteamientos, indicaciones, sugerencias o pareceres. Tómalos como mejor consideres. Está pensado para que sea más sencillo elaborar un primer esbozo de un plan de salud; o para mejorarlo si ya lo tienes en marcha.

Se trata de una infografía con puntos clave a tener en cuenta para que tu idea de convertir a la tuya en una empresa saludable llegue a buen puerto. Puedes descargar el PDF aquí.

Y, si lo consideras interesante, tienes cada idea más detallada en este artículo sobre Las Mejores Prácticas (sobre cómo hacer de tu empresa una empresa saludable).

 

Me gustaría que dejases algún comentario sobre si lo leído ha sido instructivo, si no te ha aportado nada, si propones algún punto adicional o sobre lo que te parezca escribir. Gracias por la lectura de la infografía y por tus comentarios.

 

Artículo publicado también en Medium.

Deja un Comentario

Return to top of page